SmallTalk, pequeñas charlas

Mis divagaciones

     

Menú

¡Esta es tu casa!
Gracias por visitarnos. Este es mi espacio personal en internet e iré escribiendo sobre temas variados. No hay un patrón concreto, son cosas que veo y sobre las que me apetece hablar.
Como ves, el diseño web no es lo mio y no voy a ganar ningún premio por ello, pero no importa. Esta es mi plataforma, aquí escribo con libertad y hablo de pequeñas cosas. Estas son mis crónicas, SmallTalks.


 

Cómo decorar una habitación pequeña:

Cuando nos proponemos decorar una habitación de pequeñas dimensiones no estamos frente a un reto que pueda considerarse como especialmente complicado, pero sin embargo, si que requiere prestar algo de atención extra y ganas de hacer que la totalidad del espacio funcione como es debido.

Hoy os queremos ayudar a decorar habitaciones de pequeño tamaño, para que podamos extraer todo el jugo a la estancia, y conseguir que un espacio reducido se convierta en un espacio repleto de matices y con mucha utilidad.

Toma buena nota de todos los consejos y trucos que os ofrecemos para decorar una habitación pequeña, para que conseguir que todo parezca mucho más grande, así como mucho más funcional.

Comenzamos por una de las reglas más fundamentales que podremos encontrar a la hora de decorar cualquier habitación pequeña, sin importar que esta sea un dormitorio, un salón, una simple sala de juegos: hay que evitar la saturación a toda costa.

Aunque sea un espacio pequeño, no debes de llenarlo con una multitud de muebles y objetos, ya que de esta manera lo único que conseguirás es que la estancia parezca todavía más pequeña, y nos haga sentir una sensación de agobio que será todo lo contrario a lo que queremos conseguir. La presencia de pocos muebles y de gran tamaño es un gran aliado para este tipo de habitaciones, aunque se convierte en completamente indispensable saber ubicarlos correctamente, para dejar que fluya el paso y podamos estar cómodamente sin tener que estar esquivando otro elementos del mobiliario.

Además, sucede lo mismo con los accesorios decorativos, por lo que elige sabiamente, pocas piezas y de gran tamaño, de manera que será mucho más recomendable optar por un cuadro de grandes dimensiones frente a varios pequeños.

El color de las paredes también es un factor importante, por lo que debemos evitar de manera rotunda los colores oscuros, apagados, o excesivamente saturados. El blanco o los colores claros y apastelados serán tus mejores aliados, ya que esta gama ayuda a ampliar visualmente la estancia, mejorando la sensación de espacio.

Una vez tengas elegido el color principal de las paredes, puedes utilizar este mismo color directamente en el techo, de manera que generes una sensación de continuidad visual, ayudando tal y como mencionamos arriba a generar una sensación de mayor altura, y con ello, mayor espacio. Apuesta por muebles versátiles y funcionales, es decir, muebles a los que puedas dar más de una utilidad y a los que podamos aprovechar a través de varios usos alternativos. Para ello, una cajonera que sea reconvertida en mesa para un televisor, o un futón reconvertido en cama, son dos ideas excepcionales.

Otra buena idea es optar por cortinas de colores claros, con diseños livianos, y a poder ser lisos. De esta manera ayudaremos a mejorar el flujo de luz, y con el, a conseguir una mayor sensación de amplitud.

Los espejos de gran tamaño ( a ser posible que ocupen prácticamente la totalidad de una pared) y ubicados frente a las ventanas, son una manera funcional y muy inteligente de reflejar la luz hacia la totalidad de la estancia.

Y para finalizar, si no te importa renunciar al diseño de la puerta, puedes cambiar el sistema tradicional de puerta de abrir/cerrar, por una puerta corredera, de manera que conseguirás un espacio extra.

Por último, un espacio en Pinterest dedicado a decoración de habitaciones pequeñas: Ver Pinterest